junio 25, 2006

Fotografiando la realidad...

El eneatipo siete es el tercer y último miembro del grupo cerebral.
Recuerda su infancia con cariño, ya que todos los recuerdos que tiene de ella son agradables. De todos los eneatipos, el siete, se caracteriza por haber tenido la infancia más idílica.
Teniendo en cuenta esto, no es de extrañar que el siete sea optimista por naturaleza, pues para él la vida es una fiesta continua.
El epicúreo, como su nombre indica, busca constantemente el placer, la aventura y el hedonismo. Por otra parte, posee una mente ágil, así como una imaginación privilegiada, y es un conversador brillante y persuasivo.
Como contrapartida, le cuesta afrontar las realidades dolorosas de la vida. Intenta evadirse del aburrimiento y del dolor manteniendo altos niveles de excitación, realizando muchas actividades y dejando múltiples opciones abiertas. Adora la novedad, tener muchos proyectos y estar continuamente en movimiento, pero le cuesta terminar lo que ha empezado. Indisciplinado y auto indulgente, no soporta los límites, ni sentirse atado por compromisos.
Le conviene aprender a llevar adelante los compromisos adquiridos, en lugar de buscar continuamente la novedad y el cambio; a saber establecer prioridades sin dejarse llevar por los impulsos del momento; a afrontar el dolor cuando es necesario, resistiendo su tendencia a evadirse en la búsqueda compulsiva de placer o a exagerar el lado positivo de las cosas, y a profundizar más dando preferencia a la calidad ,antes que a la cantidad.

4 comentarios:

FELAPS dijo...

Que dificil es saber encontrar las diferencias de lo que deceamos y lo que queremos.
A diario soy tomado por miles de ideas que me invitan a defraudarme. Gastar dinero que no debo, fantasear con otras mujeres que no es mi esposa, postergar mis responsabilidades etc.
Aunque, hoy si entiendo que hasta el plcer tiene su precio y muchas veces es demasiado alto.
Asi que vivo osilando en esta casa de valores de lo que debo y lo que deceo hacer. Creo que no habra problema siempre y cuando considere lo que esta en juego.

Chai late dijo...

Me identifico con el epicúreo. Soy entregado a los placeres y por lo tanto hedonista.

La disciplina la prefiero siempre antes que el control. Finalmente disciplina viene de discípulo y a fin de cuentas es aprender, y eso vaya que me gusta. Por eso fui al diccionario para aprender los términos de tu post.

Regresaré todos los días...

Erdrick Gounier dijo...

Chale, creo que tengo algunas cosillas en común... todo iba re bien, pero siempre debe haber algo desagradable... en fin.

Un saludote, ya ví... que chido que te guste el Indie!!!

Besos.

Tamara blue dijo...

Felaps: entre el desear y el hacer una muy delgada línea....el secreto está ahí, cruzar o no cruzar.
Chai Late: Totalmente de acuerdo, antes disciplina que control, por supuesto! un "placer" (ja, uno más) tenerte por aquí, bienvenue!
Gounier: nos debemos intercambios musicales.